Menu
MOTIVACIÓN SIGNIFICA COMPROMISO

MOTIVACIÓN SIGNIFICA COMPROMISO

La motivación es un motor fundamental para la buena marcha de la empresa. Una plantilla motivada mantendrá un compromiso más firme con la compañía. Al mismo tiempo, el ambiente de motivación permitirá que se desarrollen las capacidades y talentos naturales que hay en cada trabajador. Pero ¿cómo llegar a esa situación ideal?, antes de nada hay que entender que…

No todos estamos cortados por el mismo patrón

Las razones que nos llevan a dar lo mejor de nosotros mismos son diferentes en cada persona. Por eso, el gran reto de la gestión de equipos en la actualidad es descubrir qué motiva a cada individuo para lograr los objetivos, sean estos personales o del equipo.

Beatriz Valderrama, psicóloga experta en coaching organizacional, sintetiza el origen de la motivación en lo que llama la Rueda de motivos. Por un lado, detecta los motivos que impulsan a una persona a llevar a cabo una acción y, por otro, los “contramotivos” por los que evita realizar otras. En todos nosotros conviven estos motivos y contramotivos; sin embargo, a unos nos pesan más unos que otros. Por ejemplo, hay personas con una fuerte tendencia creativa que buscan la innovación constante, mientras que otras tienden a huir de los cambios pero son capaces de mantener una rutina con tremenda facilidad. En palabras de Beatriz: “Los seres humanos somos diversos también en cuanto a motivación, por tanto se hace necesario identificar y gestionar la diversidad de aspiraciones de las personas”.

El resultado esperado del proceso de motivación siempre es un comportamiento. Y en este caso, el comportamiento esperado no es otro que el compromiso. Entendiendo éste como la disposición de la persona para alinear su comportamiento a las prioridades y objetivos de la empresa. Para que exista compromiso es importante equilibrar motivación (disposición y esfuerzos de los empleados) y satisfacción (recompensas organizacionales).

En este sentido, hay que entender que además de una retribución justa y atractiva, hay toda una serie de razones no monetarias por las que las personas trabajamos a gusto y nos sentimos recompensadas, el llamado salario emocional. He aquí unas claves para que las personas se sientan motivadas, comprometidas y dispuestas a contribuir con lo mejor de sí mismas en su trabajo:

Claridad

Las personas deben tener lo más claras posibles sus funciones, el trabajo que deben desarrollar, los resultados que deben lograrse y el tiempo que tienen para hacerlo.

Feedback

Las personas han de recibir información periódica sobre los resultados logrados, conociendo en todo momento como se desarrolla su trabajo.

Autonomía

Las personas han de poder decidir cómo hacer su trabajo sin necesidad de consultar continuamente con su jefe.

Apoyo

Las personas deben percibir que su jefe directo les apoya, los trata con justicia y respeto.

Estímulo intelectual

Las tareas han de suponer un reto, ser interesantes y variadas.

Desarrollo profesional

Las personas han de tener oportunidades de promoción y de asumir nuevos retos profesionales.

Participación

Las personas han de tener oportunidades de influir en la organización, por medio de sus ideas y sugerencias.

Ambiente emocional

Las relaciones entre compañeros han de ser positivas, basadas en la cooperación.

Condiciones de trabajo

Los empleados han de contar con unas condiciones de trabajo adecuadas y con los medios necesarios para desarrollar su trabajo.

Orgullo de pertenencia

Las personas deben sentirse parte de un equipo que colabora hacia unos objetivos comunes y ser conscientes de cómo su trabajo contribuye al logro de la misión.

Si conocemos la motivación de cada uno, estaremos mucho más cerca de conseguir ese acuerdo que permite que el trabajo salga adelante con fluidez y eficacia, y que las personas se sientan comprometidas.

Ahora es tu turno, ¿conoces las motivaciones de cada miembro de tu equipo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *